Año del agua potable

 

CARAVAN es un llamamiento a la movilización internacional para satisfacer las necesidades de agua de todos los ciudadanos del mundo.
La falta de agua potable es actualmente el mayor problema de la humanidad.
La mayoría de los habitantes del mundo no tienen acceso a esta necesidad humana básica: agua potable. El impacto en las zonas rurales es especialmente devastador, y las Naciones Unidas estiman que 700 millones de personas se verán desplazadas por la falta de agua potable para 2030.
Si no se toman medidas urgentes, la falta de agua potable tendrá repercusiones cada vez mayores, como la propagación de enfermedades, las migraciones, las sequías y la escasez de alimentos que las acompañan.
Para cambiar esta situación, hay que hacer un esfuerzo global para suministrar agua potable a los últimos pueblos del mundo.
Un grupo de expertos, financiado por los países ricos de este mundo, está investigando la aplicación sostenible de este objetivo.
Las empresas multinacionales, especialmente en el sector alimentario, están financiando la aplicación de los planes desarrollados por los científicos.
Los gobiernos de los principales países proponen a la comunidad mundial que este proyecto se ponga en marcha lo antes posible bajo el término „Año del Agua Potable“, y una comisión independiente se encarga de su ejecución.